miércoles, 11 de diciembre de 2013

POEMAS, CANCIONES Y CHASCARRILLOS DE NUESTROS ABUELOS


Los alumnos de 1º de ESO del IES “Consaburum” continúan salvando producciones literarias del olvido. Preguntando a sus abuelos han recopilado canciones, poemas, cuentos y chascarrillos que pervivían de forma oral pero que tal vez hubieran desaparecido si no las hubieran recogido por  escrito. Gracias a todos por compartirlas con nosotros.



POEMAS DE AMOR

FAROLITO
Farolito que alumbras apenas mi calle desierta
cuantas noches me viste llorando al llamar a su puerta,
sin llevarle más que una canción
y un pedazo de mi corazón.
Sin llevarle más nada que un beso
friolento, travieso, amargo y dulzón.

Nombre: Agustina. Edad: 80 años.
Se lo contó su madre Francisca.
Trabajo recopilado por Rubén Menchero, 1º C.
                        



Estrellas y luceros
van con la luna,
pero como tu cara
no va ninguna.
        *** 

El día que tú naciste,
aquel día nací yo
y el día que tú te mueras,
nos moriremos los dos.
         ***  

Me casé con una tonta
por culpa de sus parientes,
los parientes se marcharon
y  yo con la tonta siempre, siempre, siempre.

Nombre: María Cristina.   Edad: 80 años.
Recopilado por: Celia Casas, 1º D.


POEMAS DE AMISTAD

Dos claveles en el mar,
no se pueden separar.
Dos amigos que se quieren
no se pueden olvidar.
          ***
   
De tu casa a la mía
hay una cinta celeste
y en letras bonitas pone:
Amigos para siempre.

Nombre: Pura.      Edad: 61 años.
Recopilado por: Roberto Romero, 1º C.


POEMAS RELIGIOSOS

CANTOS de los fieles A LA VIRGEN MARÍA DEL CONSUELO en el último día de la novena, despidiéndose de ella:


Adiós, madre, adiós virgen querida,
otro año esperamos volver a ofrecerte
las más bellas rosas de esperanza, de voz y de fe.
Cada día venimos a honrarte,
Madre del más bello amor,
refrigerio de nuestras heridas
y consuelo de toda africión.
Adiós, madre, adiós, virgen querida.
Adiós.

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea
pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza,
a ti celestial princesa, virgen sagrada María,
te ofrezco desde este día alma, vida y corazón.
Míreme con compasión, no me dejes madre mía
hasta morir en tu amor.

Nombre: Chelo.
Trabajo recopilado por Laura Ortiz, 1º C.

LA VIRGEN DE LA CONCEPCIÓN

La Virgen de la Concepción
es tan hermosa y tan bella
que en los pies lleva la luna
y en el manto las estrellas.
Sus manos son corales
y sus dedos son azucenas.
¡Sus labios finos corales
y sus dientes menudas perlas!

Nombre: Isabel.     Edad:83.
Se la enseñó su madre.
Trabajo recopilado por Melissa Romero, 1º C.


ORACIÓN A SAN BARTOLOMÉ PARA CUANDO HABÍA TORMENTA

San Bartolomé se levantó
antes que el gallo cantó
y se puso en el umbral
para ver de caminar.
Se encontró con el Señor
y le dijo, ¿dónde vas?
Vente conmigo, te daré un don
que no se lo daré a ningún varón.
En la casa que tres veces seas nombrado
no caerá rayo ni centella,
ni morirá mujer de parto
ni criatura de espanto.
Poema recitados por Victoria, de 94 años de edad.
Bisabuela de Javier Cuerva de 1º C.

POEMAS relacionados con la inundación que hubo en CONSUEGRA:


Madridejos tente tieso
que Consuegra ya cayó,
los pañuelos de manila
el agua se los llevó.
         ***
Vaya uno, vayan dos
vayan tres y cuatro vayan,
vaya por los de Consuegra
los que no se llevó el agua.

Contado por Isabel a quién se lo contó su abuelo.
Poema recopilados por Javier López, 1º D.


POEMA DE UNA HISTORIA VERDADERA

Atención pido señores que yo les voy a contar
una historia verdadera que les tiene que gustar.
En un pueblo de Sevilla,  una señora habitaba,
Sólo tenía una hija, que con mucho mimo cuidaba.
Pero una tarde los niños a la señora invitaban
a la feria de Sevilla y que a su hija llevara.
Aquella tarde los niños todos felices jugaban,
Sin pensar aquellos niños en la terrible desgracia.
Enseguida avisaron  a la pareja de guardias
pero todo fue inútil para poder encontrarla.
Aquella pobre señora entre llantos y dolor,
Enfermó del corazón y pronto tuvo que acudir
a casa de un buen doctor.
A los tres días siguientes en la clínica ingresó
Y una bella enfermera de esta manera le habló:
-“Señora, si tiene hijos, tiene que tener valor,
Pues ya sabe que mañana la operan del corazón”.
“Venga señorita, hermosa y siéntese aquí a mi lado
que le voy a contar la historia conforme a mí me ha pasado.
Sólo tenía una hija que se llamaba Angelines García Cabañas
Y era como usted hermosa, la hija de mis entrañas”.
Aquella bella enfermera al oír esas palabras,
Su rostro palidecía y su cuerpo le temblaba.
Se despide de la anciana con cariño y con amor,
Corriendo como una niña se va en busca del doctor.
“Escúcheme, padre mío,  escúcheme, por favor,
La anciana que se va a operar es la madre de mi corazón.
Me ha dado el mismo nombre y apellidos que tengo yo
Y me ha dicho que hace diez años a su hija la perdió.
“Si es verdad lo que me dices una vez que esté operada
Y muy bien restablecida, yo le entregaré a su hija,
Que me la encontré perdida”.

Nombre: Juana.     Edad: 68 años.
Las canciones se las enseñaron en la escuela.
Alumno que las ha recopilado: Isabel Punzón, 1º C.


CANCIONES

CANCIONES DE TRABAJO

 LA VENDIMIA


Mi abuela me dijo a mí
que vendimiase las uvas
Y acariciase las cepas,
por los que van de vendimia
te pido que les concedas
en el trabajo, alegría,
en el salario, justeza,
y  en las cepas, buenos cortes
y  en el carro, gran cosecha.

Que lo importante en la vida
es hacer bien la faena,
tener y comer con ganas
el pan y el vino en la mesa,
guardar un poco de vino
para viejo en la bodega
y  hacer que cada vendimia
sea vísperas de fiestas.

Que al final de la vendimia
merezcan en recompensa
la enhorabuena del dueño
e invitación a su mesa
a beber con alegría
el vino de sus bodegas.

Poema recitados por Victoria, de 94 años de edad.
Bisabuela de Javier Cuerva de 1º C.

LA  SIEGA


Esta mañana, muy tempranico
salí del pueblo con el hatico,
y como entonces la aurora venía,
yo la recibía
cantando como un pajarico.
¡Esta mañana muy tempranico!
Por los carriles de los rastrojos
soy la hormiguita de los despojos,
y como tiene muy buenos ojos,
espiga a veces en los manojos.

¡Ay, ay, ay, ay,
qué trabajo nos manda el Señor,
levantarse y volverse a agachar
todo el día a los aires y el sol!
¡Ay, ay, ay, ay,
en la memoria de mi segador
no arrebañes los campos de mies,
que detrás de las hoces voy yo.

La espigadora con su esportilla
hace la sombra de la cuadrilla,
sufre espigando tras los segadores
los mismos sudores
que el hombre que siega y que trilla.
¡La espigadora con su esportilla!
En cuanto suenan las caracolas
por esos trillos van ellas solas,
y se engalanan con amapolas
sin abalorios llenos de cola.

¡Ay, ay, ay, ay,
qué trabajo nos manda el Señor,
levantarse y volverse a agachar
todo el día a los aires y el sol!
¡Ay, ay, ay, ay ,
en memoria de mi segador,
no arrebañes  los campos de mies,
que detrás de las hoces voy yo.

¡Ay, ay, ay, ay
no arrebañes  los campos de mies
porque aguardo que vengas tú aquí,
para escuchar lo que vale un querer.
¡Ay, ay, ay, ay
si en algún lado me aguarda
un querer, no me importan los aires y el sol
ni que arranques de cuajo la mies!

Canción recitado por Ramón, de 73 años.
Abuelo de Lorena Montoya, 1º C.

                  *** 
Todas las aves del mundo
nacieron para volar
y las manos de mi hermana
para coser y bordar.

Nombre: María Cristina.   Edad: 80 años.
Recopilado por: Celia Casas, 1º D.


CANCIONES POPULARES

JUEGO DE LA RUEDA

Eres chiquita y bonita
eres como yo te quiero,
eres tú la naranjita
que llevan los naranjeros.
            ***

 
Esa niña que hay en medio
se le ha caído el volante
y no lo puede coger
porque está su novio delante.
Ay, lere, lere, lechuga,
Ay, lere, lere, cogollos,
Esa niña que hay en medio
le ha escrito una carta el novio
se ha puesto tan placentera
para darle calabazas
el domingo cuando vuelva.

Poemas recitados por mi abuela Marina. Se lo enseñaron en el colegio de oírlo a los más mayores.
Poemas recopilados por su nieto Carlos González, 1º C.

CANCIONES DE COMBA

En el mar se crían peces,
en la orilla caracoles
y en el pueblo de Consuegra
muchachitas como soles.
Nombre: Dionisia. Edad: 76 años.
Trabajo recopilado por Belén García, 1º C.

  CANCIÓN  DE CORRO

Regando sus lindas plantas, regando cual es la mejor.
una rosa que se viste de color que se le antoja
y verde lleva la hoja.
Tres hojitas lleva verdes y las demás encarnadas
y a ti te vengo a elegir por ser la más resalada.
Muchas gracias, jardineros, por el gusto que has tenido
tantos niños en el corro y a mí sólo me has cogido.
                             ***
     
Todos te regalan flores
Yo, ¿qué te regalaré?
Como soy tan pequeñita
Un paquetito de café.

Nombre: Juana.     Edad: 68 años.
Las canciones se las enseñaron en la escuela.
Alumno que las ha recopilado: Isabel Punzón, 1º C.

CANCIÓN DE FANDANGO

A la sombra de un mar bravío
luchan los barcos veleros
Y desde que te he conocío
luchar contigo no puedo,
tú eres un barco perdío.

Poema recitados por Victoria, de 94 años de edad.
Bisabuela de Javier Cuerva de 1º C.


TRABALENGUAS, DICHOS, NANAS Y RETAHÍLAS

TRABALENGUAS

Tengo una perrita degadeguindorra
Pintarrazada, ciega y sorda.
Como la perrita era degadeguindorra,
Pintarrazada, ciega y sorda
Tuvo dos perritos degadeguindorros,
Pintarrazados, ciegos y sordos.

Poemas recitados por Victoria, de 94 años de edad.
Bisabuela de Javier Cuerva de 1º C.

DICHO

Anda diciendo tu madre que no me quiere por nuera
¿en qué libro ha leído ella que yo la quiera por suegra?

Frase popular recitada por Daniel a su nieta Ahinoa Anaya, de 1º D,
la aprendió de su abuela.

NANA

Rama de canela
Mi verde limón
Si lloras por mi niño
No te querré yo.
¡Qué triste me miras!
¿A ver cómo haces
Para que yo ría?

Esta nana se la contó mi bisabuela a mi abuela Emiliana para dormir a mi madre cuando tenía ocho meses.


CUENTOS, CHISTES Y ANÉCDOTAS DE NUESTROS ABUELOS

CHISTE

Esto es un señor que va a un bar y ve unos hombres muy elegantes. Piensa que pedirás una comida que esté rica. Cuando el camarero llega a la mesa de los señores dice:
-Un pollo.
Y el señor:
-Un repollo.
Cuando terminan piden otro pollo y el señor dice:
-Repito repollo.
Esto se lo contó a mi abuelo Luis su padre que lo conoció porque se lo contó su abuelo por el año 1917.
Trabajo recopilado por Irene Verbo, 1º D.


CUENTO

    
Había una vez una zorrita que estaba en el monte y estaba muy triste. Pasó un grajo volando y le dijo:
-Zorrita, zorrita, ¡qué triste estás! ¿Te vienes conmigo?
-¿Tú dónde vas?
-Yo voy a una boda que me han invitado al cielo.
-Yo al cielo no puedo subir.
-Súbete encima de mis alas y yo te llevo.
Cuando la zorrita iba volando sobre las alas del grajo, llegaron al cielo y en la boda los invitaron a comer migas. La zorrita estaba harta de migas. Al bajar a la tierra la zorrita iba cantando, el grajo al oírlo cerró las alas de cansancio y la zorrita cayó y le dijo al grajo:
-Si de esta me libro y no muero, no quiero más bodas al cielo.

Cuento relatado por Feli de 66 años. Se lo contó su padre Félix.
Cuento recopilado por Jorge Moraleda de 1º D.


UN CUENTO CON MORALEJA

Un ricachón mentecato, impertenido,
Fue a comprar jamón barato
Y por comprarlo muy barato
Lo compró medio podrido.
Hoy afirman que fue un loco
Puesto que economizar
No es gastar ni mucho ni poco
Sino saberlo gastar.

Nombre: Juana.     Edad: 68 años.
Las canciones se las enseñaron en la escuela.
Alumno que las ha recopilado: Isabel Punzón, 1º C.

COPLA DEL PUEBLO

En el pueblo de don Benito, señores lo que ha pasado
A una madre y a una hija al par las han degollado.
El primero fue el sereno el que a la puerta llamó,
¿Qué se le ofrece al sereno a estas horas por aquí?
Se le ofrece un vaso de agua y la caja del botiquín.
Yo bajaba, María Inés, con el vasito en la mano
Al ver a los criminales con el puñal levantado.
Entrégate, María Inés, que tu madre ya murió,
Los desaires que me has dado, ahora te degüello yo.
Don Carlos, máteme usted, con mucha pena y dolor,
Muero al pie de un criminal pero defiendo mi honor.
Recopilado por Nuria Galán, 1º C.


VIVENCIAS DE NUESTROS ABUELOS

LA MUJER DEL PARAGUAS


Esta historia le sucedió a mi bisabuela Roberta cuando era joven.
En el tiempo de la siega le avisaron a ella y a su hermano para ir a segar. De camino al campo iba subida en su burro y llevaba un paraguas para protegerse del sol, lo que suscitaba comentarios y risas por parte del resto de sus compañeros. Cuando llegaron y empezaron a segar, mi bisabuela, que por lo visto lo hacía muy bien y rápidamente, siempre iba la primera en el surco. Al cabo de un rato, los jornaleros que creían que no desempeñaría bien su trabajo comentaban: “Nos ha fastidiado la del paragüas, cualquiera pensaba que trabajaba así de bien”.

Me lo ha contado mi abuelo Luis, de 85 años. Se lo transmitió mi bisabuela Roberta.
Trabajo recopilado por Mario Romeral, 1º D.

HACIENDO LEÑA


Mis abuelos trabajaban de jóvenes en el monte haciendo leña que luego llevaban a los hornos de pan. Se pasaban en el monte todo el invierno. Se iban después de feria y volvían en mayo. Venían al pueblo dos o tres personas cada quince días a por el “avío”.
Se llevaban garbanzos, judías, panes redondos, aceite, patatas y harina para hacer gachas que era lo que casi siempre almorzaban. Siempre iban dos o tres familias y cada una hacía un chozo con palos en donde dormían. Colocaban unos camastros hechos con leña y de colchón, unos sacos de paja o de maíz.
Por la noche, se alumbraban con un carburo o una patata que dejaban hueca y llenaban de aceite, le ponían una mecha y la encendían.
También hacían un chozo más grande para los borricos con los que trabajaban que se llamaban: Manolillo, Joaquín, Cordobés y Canuto.

Me lo han contado mis abuelos maternos de 81 y 82 años.
Historia recopilada por Ana Gallego, 1º D.